Conservas de alta calidad

Envíos gratis para pedidos a partir de 120€

En busca de la excelencia

Desde sus orígenes, Consorcio se caracteriza por la impecable elaboración de todos sus productos, siguiendo métodos tradicionales que se implantaron en Santoña a finales del s.XIX . El origen de la tradición conservera de Santoña procede de los salazoneros sicilianos que venían a tierras santoñesas todos los años durante la costera del bocarte, y que con el tiempo formaron una importante colonia de italianos en la región que acabaron por instalarse definitivamente en la zona. Éstos dejaron en tierras cántabras una tradición y un saber hacer conservero que ha llevado a productos como la Anchoa de Santoña a su reconocimiento internacional como manjar gastronómico.

La elaboración de las conservas y semi conservas de CONSORCIO consiste en:

  • La búsqueda de materias primas de gran calidad
  • Un producto final que responde a estrictos controles de calidad

La materia prima, procedente de las aguas del Norte, está pescada en su momento ideal y con un peso y cualidades en su carne concretas que son imprescindibles para obtener un producto final que responda a las exigencias de calidad del Grupo.

Una vez llegado a fábrica, tanto el atún o bonito como el bocarte son limpiados manualmente por los trabajadores del Grupo, los cuales en muchas ocasiones han aprendido la técnica de sus mayores, que les precedieron en la fábrica.

Ver proceso de elaboración de la Anchoa, el Bonito del Norte y el Atún.

Todos los procesos de la compañía siguen estrictos controles de calidad, ya que GRUPO CONSORCIO posee las más prestigiosas certificaciones, nacionales e internacionales, como el BRC, en las fábricas de túnidos y anchoa de Consorcio en Santoña y en la fábrica de anchoa en Perú, habiendo obtenido la máxima calificación, y el IFS Higher Level, en la fábrica de anchoa de Consorcio en Santoña. Ambas certificaciones tienen el reconocimiento de un gran número de minoristas, de empresas del sector de la alimentación y de productores de todo el mundo. Con estas normas se garantizan los criterios de seguridad y calidad alimentaria necesarios para el cumplimiento de la legislación y la protección del consumidor.

Certificaciones de Calidad Grupo consorcio

La implantación de estas prestigiosas normas en seguridad alimentaria permite a GRUPO CONSORCIO controlar todos los procesos productivos de una manera más eficiente y segura:

  • Control de calidad de la materia prima. Se evalúan los parámetros de frescura (análisis organoléptico y de temperatura) y se realizan analíticas para confirmar su calidad (niveles de histamina, metales pesados, microbiología).
  • Control de calidad durante el proceso de fabricación: se comprueban constantemente los parámetros de calidad y seguridad alimentaria: calidad del procesado, humedad del producto, salinidad, entre otras.
  • Control de calidad de los envases. Los envases son revisados para garantizar su inocuidad (control de cierres, test de porosidad de barnices) y su calidad (peso, capacidad nominal, litografiado de textos)
  • Control de calidad del producto envasado. Se realizan diferentes tests para verificar que el producto es acorde con las especificaciones del mismo: control de pesos, control de cierres, análisis organoléptico, estudios de incubación, análisis de vida útil, perfil nutricional, salinidad, análisis microbiológico…
  • Control en la post-venta. Ante cualquier reclamación sobre la calidad del producto, se realizan ejercicios de trazabilidad, revisión de procesos e investigación de causas para aclarar los motivos por los que se origina cada reclamación. Se establecen acciones de mejora para evitar la repetición de posibles errores.
Visa
MasterCard
VeriSign